Un truco para que las fotos que mandas por WhatsApp, no pierdan calidad

Cada vez que envía imágenes a través de la aplicación de mensajería, el sistema las comprime automáticamente. Pero su sigue estos sencillos pasos podrá adjuntar el material original sin comprometer su resolución.

Cada día, 4.500 millones de fotos y mil millones de videos son enviados a través de WhatsApp, la plataforma de mensajería más usada en todo el mundo.

Enviar una imagen a través de la aplicación es muy sencillo: basta con presionar el ícono de la cámara de fotos para tomar la foto en el momento, o bien adjuntar el material desde la galería.

El problema en el segundo caso es que el sistema comprime la foto automáticamente y, como consecuencia, pierde calidad.

La clave está en que envíes la imagen como documento en lugar de como foto, y con esto evitas que la aplicación la comprima y le saque calidad.

En lugar de poner la opción "Fotos y videos", haces clic en "Documento".

Seleccionas el archivo y ya está.

La única desventaja es que no podes tener una vista previa de la imagen. Y el tamaño máximo permitido es de 100MegaBites.