Taylor Swift rompe en llanto en juicio por agresión sexual

La estrella pop Taylor Swift rompió en llanto el lunes durante los argumentos

finales del juicio civil en el que acusa a un DJ de radio de manosearla antes de un concierto en 2013. La cantante se apartó de la audiencia para secarse los ojos mientras Gabriel McFarland, el abogado del acusado, David Mueller, preguntaba si su cliente tendría alguna razón para toquetear a la estrella.

"No sé qué tipo de persona agarra o manosea a una superestrella de la música, pero no es ese hombre", dijo McFarland en la corte federal de Denver. También insistió en que la cantante estaba equivocada al afirmar que Mueller había metido la mano bajo su falda y "agarrado su nalga desnuda" durante un encuentro antes del concierto de

Swift en el Pepsi Center de Denver, el 2 de junio de 2013. A la madre de la cantante, Andrea Swift, se la vio con lágrimas en los ojos en el juicio, mientras le pasaba pañuelos a su hija. Swift alega que Mueller le agarró las nalgas durante una sesión de fotos previa al concierto. Su manager se quejó con la emisora de radio del DJ en ese momento y él fue despedido.

Mueller realizó una demanda por 3 millones de dólares contra Swift por pérdida de ingresos, argumentando que fueron sus acusaciones las que provocaron su despido, mientras que la popstar lo demandó por agresión sexual.El juez de distrito William Martínez desestimó el caso el viernes, alegando que no había pruebas de que Mueller tuviera derecho a una indemnización por daños y perjuicios por parte de Swift.

Martínez informó, sin embargo, que era posible que un jurado pudiera compensar a Mueller por daños debido a la intervención del personal de Swift en su trabajo en la emisora Kygo.El jurado de seis mujeres y dos hombres debe decidir si la madre de Swift y el coordinador de radio Frank Bell son responsables de daños al presionar a la estación de radio para que lo despidieran.

Si el jurado falla a favor de Mueller, la compensación se limitará a la cantidad que se le debía por los 18 meses restantes de su contrato de dos años. También está pendiente la demanda de Taylor Swift alegando que las acciones de Mueller constituyeron agresión sexual. Ella está buscando un dólar simbólico como reparación de daños.