Nvidia lanzó la supercomputadora GPU más potente del mundo.

Con "cuanto más comprás, más ahorrás" y "el mundo necesita un GPU gigantesco" como sus frases de cabecera, Jensen Huang, CEO de Nvidia, presentó el DGX-2, su computadora basada en GPU (procesador gráfico) más potente hasta el momento, pensada para data centers y el manejo de descomunales cantidades de información.

Ante un Keynote Hall colmado en el San Jose Convention Center de California, en el corazón de Silicon Valley, Huang se mostró optimista y de buen humor, y bromeó en el escenario al presentar la colosal máquina que pesa 150 kilos.

"Pensé que lo iba a poder levantar, pero no pude", señaló el empresario, antes de dar las especificaciones técnicas del dispositivo, cuya capacidad alcanza para reemplazar 300 servidores CPU.

Con 2 mil millones de transistores y 12 switches, el procesador logra 2 petaflops, tiene 512 gigabyte de memoria, y consume 10 kilowatts.

En total, puede transferir información a una velocidad de 14 terabytes por segundo, "1.440 películas por segundo", comparó Huang.

El sistema apunta a la "explosión cambriana" de redes neurales que existe en este momento, ante la revolución que implica la inteligencia artificial y el manejo de gigantescas cantidades de datos que requieren las empresas y corporaciones hoy en día