Google desafía a Whatsapp y lanza un nuevo servicio de mensajería

La compañía ha anunciado que detendrá el desarrollo de Allo, para centrarse en los ‘SMS del nuevo milenio’

Google se prepara para revolucionar los servicios de mensajería en el universo Android. El objetivo es crear una alternativa real a las aplicaciones más populares utilizadas por los usuarios: Whatsapp e iMessage, respectivamente propiedad de Facebook y Apple.

El nuevo servicio se llamará, en puro estilo Google, simplemente Chat. Funciona de manera similar a los mensajes de texto tradicionales, pero notificará a los remitentes cuando el destinatario haya leído su mensaje y les mostrará si les están escribiendo, como ya hacen la mayoría de las aplicaciones de mensajería.

Por tanto, en lugar de crear una nueva aplicación, Google se centrará en la evolución de los SMS, o del protocolo RCS (Rich Communication Services). ‘Big G’ está tan convencida de su apuesta que ha detenido el desarrollo de Allo, la aplicación de mensajería que nació hace 2 años y que no recibió la recepción deseada.

Mensajes Android será la aplicación predeterminada para alojar a Chat, que llevará consigo un amplio conjunto de nuevos servicios. Por ejemplo, los chats de grupo, el aviso de entrega de mensaje, los indicadores de escritura, el intercambio de imágenes, vídeos, emojis, GIFs, e incluso el Asistente de Google, ya integrado en el desafortunado Allo. Además, también habrá una versión de escritorio, que debería funcionar más o menos como la de Whatsapp.

El protocolo RCS explota la red de datos, por lo que servirá la conexión a Internet para usar la función. Un mensaje RCS enviado a alguien que no tenga Chat o a un smartphone que no lo soporte se convertirá automáticamente en un mensaje de texto normal. Más o menos lo que sucede con iMessage. La regulación y el coste eventual dependerán de los operadores.

De hecho, es importante subrayar que Chat no es un servicio de Google, sino que en la práctica lo proporcionan las compañías telefónicas. Por esto no se llama Google Chat, sino simplemente Chat. Esto indica también cuáles son sus bases, sus fortalezas y sus limitaciones. Al igual que los SMS, Chat no es compatible con el cifrado de extremo a extremo y, por lo tanto, el tráfico intercambiado será interceptable. Por otro lado, lo interesante es que todos los contactos son potencialmente alcanzables sin tener que vincularse a una plataforma específica.

Incluso si las aplicaciones de mensajería se han multiplicado en los últimos años, el SMS no pertenece al pasado. Sigue siendo muy usado. Sin embargo, con teléfonos más potentes, conexiones de Internet permanentes y planes ilimitados, los usuarios esperan más funciones que el SMS no proporciona. Según Google, Chat podría ser la solución.