En Amsterdam un sindicato de usuarios de Facebook y Google negocia mejores servicios.

Un grupo de activistas holandeses creó el miércoles en Amsterdam el Datavakbond, algo así como la Unión de Trabajadores de Datos. Su visión: como usuarios de los servicios de Internet más populares, la gente está "trabajando para Google y Facebook generando datos, y a cambio nos dan espejitos de colores", tal como le dijo Paul Tang, un miembro del Parlamento Europeo y fundador de este sindicato, a Reuters.

FACE-GOOGLE.jpg

¿Qué quiere el Datavakbond? Formar un grupo que represente a los usuarios de estos servicios y sea capaz de montar una mesa de negociación frente a Facebook o Google, para así exigirles algún tipo de compensación: desde recibir pagos por el uso de estos servicios digitales a promover la creación de una versión paga para quienes no quieren ver avisos ni dejar expuestos sus perfiles de usuario. También, darle un mayor control a los usuarios sobre la información que almacenan las empresas.

En la Argentina, por ejemplo, Mat Travizano creó Wibson, una plataforma para permitir a las personas comerciar con sus datos.

Incluso, según plantea Bas Van der Gaag, un profesor de secundario que también es miembro fundador, podrían organizar una huelga de uso para limitar el acceso de estas compañías a su materia prima más valiosa (los datos que generan los usuarios al participar en estos servicios, como su ubicación y o preferencias de contenido) para discutir mejores términos de uso.

La creación llega un día después de que Mark Zuckerberg concurriera a la Eurocámara para hablar del escándalo de Cambridge Analytica, y cuando Europa se apresta a poner en funcionamiento el nuevo Reglamento General de Protección de Datos.