Coca-Cola lanza su primera bebida con alcohol en sus 130 años de historia

Si por algo se caracteriza la multinacional estadounidense Coca-Cola es por su capacidad de diversificar el catálogo de sus bebidas sin dañar la imagen de su producto estrella, con 130 años de historia. Pero había una línea que nunca se había cruzado: la de ofrecer bebidas alcohólicas.

La empresa está experimentando con la creación de un popular refresco japonés, conocido como Chu-hi, que incluye una bebida destilada (shōchū o vodka) y agua con gas o jugo de frutas, además de algunos aromatizantes. Así lo ha confirmado Jorge Garduño, presidente de Coca-Cola Japón –y hasta hace un año director general de Coca-Cola Iberia–, en una entrevista en la web de la compañía.

El shōchū es una bebida con una graduación alcohólica cercana al 25%, comúnmente destilada de cebada, camote o arroz, aunque en refresco su graduación se rebaja a los 5 o 6 grados. Con este movimiento, Coca-Cola quiere entrar en el mercado de una de las bebidas más populares de Japón, que empezó a servirse en la década de los 50 y, desde entonces, se venden en una gran variedad de sabores (aunque el más popular es de limón) en todo tipo de tabernas y restaurantes.

Coca cOLA + aLCOHOL.jpg

Según Garduño, la versión de Coca-Cola de la popular bebida japonesa saldrá al mercado en breve y el hecho de que contenga alcohol no supone mayor problema para la compañía. “No hemos experimentado anteriormente en la categoría de bajo contenido de alcohol, pero es un ejemplo de cómo seguimos explorando oportunidades fuera de nuestras áreas centrales”, asegura el directivo de origen mexicano.

Coca-Cola, no obstante, no planea empezar a fabricar bebidas alcohólicas en todo el mundo. Se trata de un producto dirigido al mercado japonés “único y especial”.