Chrome comenzó a bloquear publicidad molesta.

Google activó en Chrome un sistema para bloquear publicidad invasiva en sitios web, una medida anunciada hace algunos meses atrás pero que recién comenzará a apreciarse en la navegación dentro de unos meses.

El bloqueador de anuncios de Chrome no funciona como Adblock y otros similares. Se trata de un sistema que impedirá desplegar publicidad en las páginas web que abusen de los anuncios molestos.

En la lista de anuncios molestos se anotan los pop-up, los que tienen sonido, aquellos que poseen una cuenta regresiva para desaparecer, los que siguen al usuario mientras navega por la página y los que ocupan demasiado espacio en la pantalla del dispositivo desde donde se navega.

CHROME ANUNCIOS 2

El bloqueo de anuncios de Chrome será mucho más estricto en las versiones para móviles de las páginas web.

La lista fue creada en base a los Better Ads Standards, una serie de normas establecidas por la Coalition for Better Ads, formada por empresas como Google, Facebook y Microsoft, que dominan no solo el mundo de la publicidad sino además el de los navegadores.

El bloqueador de anuncios de Chrome revisará las páginas web para comprobar si cumplen con los estándares. Si no lo hacen, el sistema reconocerá los patrones de anuncios (examinará las URL) y así bloqueará el despliegue de publicidad.

Los patrones de anuncios por bloquear están basados en EasyList, una lista originalmente creada para Adblock y que incluye a muchos proveedores de publicidad web, incluida la propia Google.

En lugar del anuncio, Chrome desplegará un aviso señalando que “el anuncio fue bloqueado porque el sitio contiene publicidad invasiva”. El sistema dará la posibilidad de que el usuario acceda igualmente al aviso publicitario.

No será inmediatoGoogle destacó que el 42% de las páginas que no cumplían con los estándares de Better Ads comenzaron a adaptarse. Habrá tiempo para aquellas que no lo hicieron.

Google avisará a los sitios web en infracción que tienen 30 días para solucionar los problemas. Si no lo hacen, Chrome comenzará a bloquear la publicidad que no cumpla con las normas.